En Vilaflor La Ermita de San Roque está en alto como no podría ser de otra manera, siendo el santo protector de las pestes y otras enfermedades. La construcción se conserva muy bien y por dentro es fresquita y recogida, como para sentarse y guardar silencio. La placita se ha convertido en un espacio cultural. […]

Hemos narrado toda la vida. Narrar es contar la vida. Desde que salimos de la cueva hemos seguido contando como si aún estuviésemos alrededor de aquel fuego encendido. El contar historias nos sigue cautivando tanto como contemplar las llamas de cualquier fogalera, porque el embeleso es el alma tanto de la historia que se cuenta […]