Un Mundo Raro. Un Cuento Chiquito

Narración oral escénica.

PÚBLICO: JUVENIL y ADULTO.

. A partir de 12 años.

DURACIÓN: 60 MINUTOS.

. Este artilugio se adapta a teatros, espacios escénicos, salones de actos y bibliotecas.


UN MUNDO RARO. UN CUENTO CHIQUITO.

Producción. Guión. Dirección: Juan Carlos Tacoronte

Narrador: Juan Carlos Tacoronte


UN MUNDO RARO PARA CONTAR LA VIDA, PORQUE TODAS LAS VIDAS MERECEN SER CONTADAS.

Muchos mundos a la vez giran alrededor nuestro y la vida es a veces vertiginosa. El tiempo es una ocurrencia y el misterio está debajo de las piedras; pararse a escuchar un cuento puede ser algo subversivo.

El mundo, nuestro mundo, puede volverse raro y turbador en un instante. Lo asombroso para algunos quizá resulte cotidiano para otros. Con este nuevo artilugio titulado “Un mundo raro, un cuento chiquito” propongo sobre el tapete varios cuentos y otras ocurrencias. (Crítica. Jordi Solsona)

Desde hace más de diez años vengo escribiendo pequeños relatos, que agrupo en Un mundo raro, un cuento chiquito. En ellos, las historias que oí contar en aquel patio se mezclan con fabulaciones de mi puño y letra, pero siempre envueltas por los matices de una tradición agraria, volcánica, social y humana.

Es justo con cada uno de esos insólitos relatos con los que construyo mi palabrero, un artilugio o cuerpo “cuentil” que inicio con algún poema escénico de mi autoría o de otros autores.

El palabrero tiene una duración de cincuenta y cinco minutos aproximadamente, aunque la mayoría de las veces el contacto directo con el público y el juego que vayamos tejiendo hacen que varíe el tiempo de duración a más de setenta minutos.


Espectáculo inscrito en el  Circuito Canario Islas de Música, Teatro y Danza.  Gobierno de Canarias.


logogobcan


Espectáculo inscrito en Tenerife Artes Escénicas 2019. Cabildo de Tenerife


2030+CABILDO a Caja+TAE


Juan Carlos Tacoronte se forma como actor en la Escuela de Actores de Canarias, y posteriormente en Barcelona y Madrid. Descubre la Narración Oral Escénica cuando participa en una de las ediciones del Festival Verano de Cuentos en el Municipio del Sauzal, Tenerife, España. Desde esa fecha hasta hoy en día han pasado más de quince años. En sus inicios, comenzó contando cuentos tradicionales de otras culturas y otros autores.

Desde el 2006 pone en valor las historias y el legado familiar y cultural de su tierra, unido al paisaje sureño de la isla y la medianía. Lugares entre valles, volcanes y el llano, allí donde se siembra la tierra y el lenguaje.


Las mujeres de mi familia narraban la vida como si nada.

El patio era –y es– un templo; un pequeño paraíso aquí en la tierra. En él, todas esas mujeres eran las guardianas de la memoria. Fueron ellas las que dieron valor a la palabra dicha; ellas inventaron la esperanza, pájaro de vuelo alto y profundo.

De pequeño, allá abajo en el sur, me quedaba embelesado escuchando a mis mayores hablar a media voz, como si fuera un secreto inconfesable, sobre algo que no podía contarse de cualquier manera. Hablaban de personas y hechos vividos en el tiempo de las cuarterías, de las lámparas de carburo, del patio y del trabajo duro en los campos.

Todo lo que escuché ha servido para construir los cuentos que forman parte de este Palabrero que llevo a escena. Un mundo raro para contar la vida, porque todas las vidas merecen ser contadas.


Información. Contacto