Verano de Cuento. El Sauzal 2016

Mi palabrero es un artilugio que tiene la vocación de embelesar y morder. El embeleso de la palabra que cautiva y narra la vida cotidiana. Por cualquier cosa, sin que nadie se los espere, se llena esa vida de asombro, alegría, tristeza y dolor. Si nos rompemos porque el golpe ha sido contundente, no hay más remedio que juntar los trozos, amarrarnos con verguilla y seguir. Hay que seguir creyendo que es posible fabricar la esperanza; que es un pájaro que vuela alto y profundo.

Como Cuentero siento un compromiso profundo con lo que sucede a mí alrededor. La mordida es aquello que sucede cuando en este artilugio, se mezcla lo poético y lo político para convocar una reflexión que nos llene de interrogación y acción para cambiar la realidad. Hay que hacer un pacto con la vida. “Pasar de las palabras que tanto nos gustan a los hechos. Hay que fabricar algo que nos permita seguir trabajando, incordiando y opinando en la realidad.” (Adaptación de Luis Garcia Montero)

En “No sé qué decir” un mundo raro, un cuento chiquito y otras ocurrencias serán con su compañía, un camino que haremos juntos y qué espero sea liviano y bien bonito. Les espero y no se olviden del cojín, porque el chaplón se entierra en las nalgas.

Más información: XVII Festival de Narración Oral Verano de Cuento en El Sauzal

verano-de-cuento-el-sauzal-2016

Despedida del Verano… de Cuento

El gusto por la narración y el placer de escuchar. Nos contaba Juan Reyes de la compañía Teatrofia, responsable de este Festival de Narración Oral, Verano de cuento que desde hace catorce años se celebra en El Sauzal, que en la edicion de este año ha salido todo a pedir de boca. Que la asistencia de público se ha incrementado y que incluso se se hubierán podido publicar las clásicas y polémicas comparativas de cifras en las que la organización dice 2.000 y la policía que 700 personas de media.

Que sí, que muchísima gente. La suficiente para decir con orgullo que los organizadores han tenido problemas de sonido porque literalmente el sonido no llegaba tan lejos. La distancia se está convirtiendo en un handicap. Un año irrepetible en el que se han repetido algunos tópicos; Isabel Bolívar se ha vuelto a casar, Juanka se ha portado mal. Juan Carlos Tacoronte Pedro Martín lo petaron y Elena Castillo ha estado más empática que nunca… y ya no nos llega para tanto la memoria.

Esta noche de 30 de agosto acaba el Verano de Cuento con el ‘Todos, algunos o ninguno’ al que cada año como es costumbre se sumarán varios contadores. Para esta velada ya se ha inscrito más de una decena de actores e improvisados narradores, público habitual de este encuentro estival que asume su participación más allá de la escucha activa y pasan a engrosar el largo listado de participantes que ha desfilado por el escenario.El Festival Verano de cuento ha sido posible gracias a las aportaciones delCabildo de Tenerife, del Gobierno de Canarias y del Ayuntamiento de la localidad, que asume la organización del evento. Detrás, empujando para que este festival dinamizador de las noches sauzaleras no desaparezca, están el grupo de Amigos del Festival y Teatrofia.

A lo largo del verano, todos los viernes, han hecho las delicias del numeroso públicoDiego González, el grupo Cuentoscopio, Juanka, Carmen Cabeza, Pedro Martín, Juan Carlos Tacoronte, Isabel Bolívar y Elena Castillo, y para este viernes se espera que, vista la alta participación prevista, el broche lo ponga, como en cada edición, el fiel público que asiste, que además de participar de la comunión entre actores y público, colabora con sus aportaciones a beneficio de la Fundación Eidher de asistencia a niños con enfermedades huérfanas y a sus familias. la agenda.org