En una calle del Festival Máscara

La velada de anoche, dentro de las jornadas del X Festival de Teatro Máscara de Icod de los Vinos, se dio en una calle empedrada al fresco de una noche alumbrada por una luna llena que parecía un sol de medianoche. En la terraza del restaurante El Mortero, que colabora con el festival (Se come muy bien y el equipo profesional es de lujo), fuel el lugar donde el público esperó entre plato y plato para escuchar mi palabrero.

Este festival tiene alma, porque las personas que trabajan para ponerlo en pie, son amantes confesos del teatro y de la cultura en la villa del árbol milenario. Siempre que llego allí, el cariño y la consideración son una característica de la gente de Icod.

Empezamos puntualmente y recogimos también al público que venía de ver en la Casa de los Cáceres, la propuesta de la compañía de teatro “El supositorio”. Otra vez la concurrencia me regaló su atención y juntos encendimos el fuego de la memoria y la fabulación. Los momentos de humor se mezclaban con la metáfora y el compromiso para contar la vida. La sensación fue que pasamos un buen rato, el cielo estaba despejado, la brisa era fresca pero agradable; Bebimos, comimos y reímos ¿qué más quieres, quieres más?

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s