Verano de Cuento. El Sauzal 2016

Mi palabrero es un artilugio que tiene la vocación de embelesar y morder. El embeleso de la palabra que cautiva y narra la vida cotidiana. Por cualquier cosa, sin que nadie se los espere, se llena esa vida de asombro, alegría, tristeza y dolor. Si nos rompemos porque el golpe ha sido contundente, no hay más remedio que juntar los trozos, amarrarnos con verguilla y seguir. Hay que seguir creyendo que es posible fabricar la esperanza; que es un pájaro que vuela alto y profundo.

Como Cuentero siento un compromiso profundo con lo que sucede a mí alrededor. La mordida es aquello que sucede cuando en este artilugio, se mezcla lo poético y lo político para convocar una reflexión que nos llene de interrogación y acción para cambiar la realidad. Hay que hacer un pacto con la vida. “Pasar de las palabras que tanto nos gustan a los hechos. Hay que fabricar algo que nos permita seguir trabajando, incordiando y opinando en la realidad.” (Adaptación de Luis Garcia Montero)

En “No sé qué decir” un mundo raro, un cuento chiquito y otras ocurrencias serán con su compañía, un camino que haremos juntos y qué espero sea liviano y bien bonito. Les espero y no se olviden del cojín, porque el chaplón se entierra en las nalgas.

Más información: XVII Festival de Narración Oral Verano de Cuento en El Sauzal

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s